¿Es necesario contratar un seguro?

Las empresas aseguradoras son entidades de carácter financiero que suelen ofrecer a sus clientes una extensa cartera de pólizas que de una u otra forma resguardan su dinero.

Estas empresas han ganado notoriedad, especialmente en los últimos 25 años, debido a la increíble gama de novedosos servicios que ponen a disposición de quienes las contratan.

¿Cómo funcionan los seguros?

Su funcionamiento es financieramente simple, estas empresas venden opciones de seguridad o pólizas que comprometen a la empresa a proteger económicamente el bien asegurado.

Todo esto a cambio del pago de una cuota fija o prima y otras variables que dependen del riesgo o la tasa de accidentes o eventos.

La empresa se compromete a responder pagando gastos de arreglo o sustitución con dinero de curso legal en un tiempo prudencial.

Mientras que el asegurado se compromete a pagar las obligaciones inherentes al contrato.

¿Es necesario contratar un seguro?

Contratar un seguro puede ser bastante costoso, sin embargo en muchas ocasiones resulta un salvavidas muy importante.

Sin embargo, no todos los seguros podrían considerarse imprescindibles, de hecho, existen seguros que son considerados más importantes que otros y por ello te pueden costar más dinero.

Estos son algunos de los seguros considerados fundamentales.

  1. Seguro de vida

Este tipo de póliza es una de la más solicitada, en ella la aseguradora se compromete a indemnizar a quien el asegurado haya dispuesto, con una suma de dinero específica en caso de muerte.

Estas pólizas son muy detalladas y establecen de forma específica las condiciones de muerte o lesiones que no son contempladas dentro del contrato.

  1. Seguro de salud

Después del seguro de vida, esta póliza es la más buscada y tiende a ser aún más costosa que la de vida.

Esta póliza compromete a la aseguradora a costear prácticamente todo tipo de procedimiento médico al que el asegurado sea sometido, incluyendo gastos en fármacos.

Por lo general este tipo de seguros poseen una cuantía mayor, y genera un gasto en dinero mucho más grande por parte de quien la adquiera.

  1. Seguro de bienes muebles e inmuebles

En este caso el objeto asegurado es una propiedad fácilmente cuantificable lo que permite delimitar el riesgo de la empresa aseguradora, lo que disminuye su costo.

En este caso, la aseguradora se compromete a remunerar en dinero, de forma parcial o total el costo presupuestado del bien afectado, siempre que el incidente se enmarque en el contrato.

¿Por qué contratar un seguro puede ser la diferencia?

El mundo actual se mueve a un ritmo frenético y tanto los imprevistos como los accidentes ocurren con más frecuencia de lo que se espera.

Esto hace que cada persona sea susceptible a enfrentar gastos, para los que financieramente no estaban preparados.

Contratar un seguro te permite planificar un gasto potencialmente elevado que en un futuro cercano podría ayudarte a ahorrar una gran cantidad de dinero.

Cantidad que la mayoría de las veces excede del costo del seguro contratado.