Consejos para no desperdiciar comida en tu Hogar

El desperdicio de la comida afecta directamente tu economía, son recursos no retornables que pudieran ser invertidos en otras necesidades que te permitirán obtener una mejor calidad de vida.   

Los alimentos están considerados como una necesidad humana vital para el desarrollo de la vida y son innumerables los procesos y recursos empleados para que puedas disfrutarlos en tu mesa.

El conocer  la preparación de los alimentos y la cantidad necesaria para satisfacer las necesidades naturales,  tiene su origen generalmente en el seno familiar.

En la sociedad, el sector menos favorecido es el que menos desperdicia los alimentos y básicamente las raciones de  estos, son preparadas con mayor rigor evitando el desperdicio de comida.

Una racionalización de las Comidas evita su desperdicio

Existen sencillos trucos y consejos que te ayudarán a evitar desperdiciar alimentos, estos son muy sencillos y fáciles de aplicar.

 

Prepara un menú semanal

 

Tomando en cuenta el número de comensales y los alimentos con los que se dispone, es recomendable la preparación de un menú que comprenda los días de la semana.

Permite un mejor control del gasto de alimentos y una mejor distribución en el lapso comprendido, evitando la repetición de preparación de platos haciendo atractiva su presentación.

 

Conocer los diferentes Alimentos de la zona y su preparación

 

Normalmente existen platos típicos en los diferentes lugares, el conocimiento generacional para  su preparación y el rendimiento, permiten ser más eficientes en su consumo, evitando el desperdicio de los alimentos.

Aprender a adquirir  los alimentos variados y pensando en los platillos que pueden prepararse,  es un buena técnica para evitar que se dañen en los sitios de almacenaje.

 

Conoce su costo económico y su valor nutricional

 

 

No todos los sectores pueden adquirir los bienes ofertados en los mercados, saber manejar el presupuesto económico es esencial, permite la mejor inversión de los recursos económicos disponibles.

Así mismo el valor nutricional de los alimentos, permite racionalizar las porciones  para cada miembro del grupo familiar y poder suministrar los requerimientos para cada uno.

 

Aprende y almacenar la comida sobrante.   

 

Cuando preparas la comida, generalmente sobra parte de ella, una mala costumbre es desecharla en el bote de los desperdicios, debes aprender cómo almacenar adecuadamente estos sobrantes de alimentos.

Para ello debes tener pequeños envases que puedas rotular, es recomendable identificarlos, la fecha de preparación,  el tiempo y la temperatura de almacenaje para conservación.

Estos envases deben tener condiciones de aislamiento adecuado y no debe combinarse entre sí, así lograras una mejor conservación y podrás disponer de ellos para combinarlos en comidas posteriores.  

 

Planifica tus compras para un tiempo determinado

 

Debes adquirir los alimentos según su periodo de caducidad o descomposición, especialmente productos cárnicos y vegetales perecederos, lo lógico es comprar de cuatro cinco veces al mes para que estén frescos.

Alimentos conservados o enlatados, debes revisar la fecha de vencimiento para consumir antes de que esta ocurra, almacenarlos en sitios secos y frescos para su mejor conservación.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *